The Next Generation of Latino NFL Talent | Americano Episode 3

The Next Generation of Latino NFL Talent | Americano Episode 3


Somos igual de buenos,
somos igual de talentosos, tenemos las mismas habilidades. Hay muchos hispanos. Cada año los chicos,
los atletas y los jugadores se vuelven más grandes, largos y rápidos. A medida que la participación latina
en el futbol americano sigue creciendo, los fans de ambos lados de la frontera están ansiosos por ver
a los jugadores latinos dejar su huella en este juego excepcionalmente
estadounidense. Esto siempre ha sido parte de mi vida
y es una gran parte de mi vida. Lo hago por mí, porque
es parte de mi estilo de vida. Porque me hace ser
mejor mujer, mejor persona. ¿Cuál es el futuro
de los latinos en el deporte? Esto es historia futura. Yo digo: “bola al uno o bola al dos”
y ustedes la mandan. Empieza ella, siguiente jugada ella, siguiente jugada ella,
siguiente jugada ella y regresamos otra vez. Arranca, arranca. Regresa, necesito ritmo. Es la mañana del sábado
en la Ciudad de México. Detrás de mí está el equipo nacional
de futbol americano femenil. Cuando haya terminado la práctica,
hablaremos con algunas de ellas. MJ Acosta me acompañará. Y veremos cómo es la experiencia
de las jugadoras. MJ Acosta es reportera de la red de la NFL
que cubre a los Raiders y los 49ers. La conocí en el Área de la Bahía y cuando me dijo que vendría
a México para el juego, pensé que sería una buena idea presentarle
al equipo nacional de mujeres de México, para saber qué significa el futbol
para ellas y qué ha hecho por sus vidas. Yo te conozco. ¿Cómo estás? MJ, te presento a la selección
de futbol americano femenil. Qué emoción. Quisiera saber cuáles son
algunos de los sacrificios que ustedes tienen que hacer
para poder jugar este deporte. Muchas veces el entorno social
en el que nos desenvolvemos espera menos de nosostras por ser mujeres. Ha sido muy fuerte para todas
las jugadoras en México. Te empiezan a comparar
y ya cuando empiezan a vernos dicen: “No, sí se pegan”. “Ah, las mujeres sí juegan”. Cambian su chip y dicen:
“Una mujer sí juega”. Adentro, eso. Todo eso es mentalidad,
por dentro y fuera del campo. “Ustedes tienen que ser buenas jugadoras,
buenas hijas, buenas en todo”. Porque entonces si no, no son dignas
de ser jugadoras de futbol americano. Y es verdad. Quien juega este deporte, mis respetos. Porque, ya seas hombre o mujer,
tienes que tener una disciplina y un proceso de preparación constante,
porque no es cualquier deporte. Somos jugadoras de toda la república. Hoy en día estamos en un proceso
de selección nacional para representar a México
contra la selección de Europa. No hay otra opción, no hay otra opción. Es ganar y ganar bien,
vamos a entrar en la segunda mitad. Vamos a estar bien parados,
necesito la bola, la ofensa entra contundente
a meter siete puntos y se acabó. De ahí esperamos. -¿Están de acuerdo?
-¡Sí! 3, 2, 1, ¡México! ¡Corre la defensa, corre la defensa! El equipo ha tenido un comienzo difícil
luchando por el reconocimiento y apoyo. Pero recientemente ganó el tercer lugar
en la última Copa Mundial de futbol. Se están preparando para la próxima,
que podría llevarlos a Finlandia en 2021. Personas de todas las nacionalidades,
géneros y niveles de habilidad. pueden jugar y encontrar significado
en su participación. Es un estilo de vida. Estas chicas son un símbolo de resistencia
y determinación que el futbol representa. Tienen un futuro brillante por delante, que no vendrá sin resistencia y valor
mientras avanzan al siguiente nivel. Para ver lo que se está haciendo
a nivel universitario, viajamos al hogar
de los programas de futbol más fuertes de México: Tec de Monterrey. Este equipo universitario es el primero
en México en generar un jugador de la NFL. Nos reunimos con aquel
graduado estrella: Roberto Cantú, quien jugó para los Arizona Cardinals y ahora trabaja como locutor
para la organización. -¿Qué tal? ¿Cómo andamos? David.
-Muy bien, un placer, David. ¿Cómo empezó tu interés
o tu obsesión con el americano? Vivía aquí en la colonia Primavera,
a un lado del Tec de Monterrey. Íbamos a ver de repente… Escuchábamos el entrenamiento de Borregos
y veías los cascos y las hombreras y veías los cuernos del logotipo. Se presenta la oportunidad y el Tec de Monterrey va formalmente
a McAllen y me ofrece una beca. Yo en lo personal, cuando llegó
esa oportunidad, la tuve que tomar. El que te “scouteen”
y que te estén reclutando tiene que ser un proceso muy extenso y en el deporte, si no tienes
esta confianza desde el principio y no la transmites, a tu equipo, a cómo juegas,
cómo funcionas, cómo te paras, yo creo que nunca va a llegar. ¿Cómo estás? -¿Qué pedo, listos, o qué?
-Listos. Está bueno, pinche clima con madre, ¿no? Rolando, ¿qué es lo que hace
a este programa de Borregos tan único y tan chingón aquí en México? La verdad es el trabajo, la constancia,
es la preparación entre semana. En Borregos, nuestra tradición
es trabajar durante la semana. Ahí es donde se hace el trabajo sucio,
es la preparación. En este campo,
en este estadio de Borregos, precisamente estos eran los campos donde yo entrenaba
cuando estaba con el equipo. Aquí juegas por tu hermano, por tu carnal,
por el que está enseguida de ti. Yo creo que estamos
listos para el siguiente nivel. Constantemente tener
jugadores de posición, en la NFL, forjados en México. Yo veo que hay morros que sí pueden. Simplemente es inyectarles esa confianza y decir: “¿Sabes qué?
Juega güey. Y sé el mejor”. Isaac Alarcón, guardia ofensivo
del Tec de Monterrey representará a México en el próximo
programa internacional de jugadores. La posibilidad de que otro
jugador mexicano llegue a la NFL
nunca se había visto tan cercana. Will Hernández es uno
de los jugadores latinos más prometedores
de la NFL en la actualidad. Juega como guardia en los New York Giants. Nos reunimos con él en uno de sus
restaurantes favoritos en Nueva York. ¿Qué consejo le darías a un joven hispano que sueña con jugar en la NFL algún día? Si realmente es tu sueño
y realmente es lo que quieres hacer Haz que toda tu vida gire a su alrededor. Todos los años, los chicos,
los atletas y los jugadores se hacen más grandes,
más largos y más rápidos. Pero lo digo, si eres bueno, te verán
y te contactarán en algún momento. ¿Dónde creciste? ¿Dónde comenzó
la historia de Hernández? Nací en Las Vegas, Nevada. Nací allí, mis padres
son de la Ciudad de México. En realidad empecé como jugador de soccer. Fue un poco difícil para mí,
especialmente por mi papá, decirle que quería dedicarme
al futbol americano, Porque mi papá fue siempre
un jugador de soccer. Jugó soccer a nivel profesional en México. Me cambié del soccer al futbol americano durante mi primer año de preparatoria. Crecí con él entrenándome
para jugar soccer y ahora le enseño a jugar futbol,
y eso es muy graciososo. Fuera del campo hay algunos desafíos, porque en la cancha estaba aprendiendo,
estaba enamorándome del juego, me divertía jugando. Pero fuera del campo,
diría que hubo dificultades financieras que se interpusieron
en el camino del futbol. Quería seguir jugando futbol, lo amaba. Pero sentí que debía conseguir
un trabajo y ayudar con el dinero, y ese fue mi instinto natural. La manera en que está construida
la cultura hispánica, la manera en cómo son los hispanos,
naturalmente trabajan duro. Creo que es una receta perfecta: los hispanos y jugar futbol. Trabajo duro y… y que te entrenen y que te digan qué hacer
y hacer lo mejor que puedas, realmente de eso se trata todo. Lo único que puedo hacer es trabajarlo,
porque no sabes qué puede ocurrir. Harlingen es una comunidad
en el Valle del Río Grande. Es una ciudad muy estadounidense, a tan solo unos kilómetros
de la frontera con México. Un 73 por ciento de la poblacion es latina y hay un amor por el futbol
que es común en Texas. La Preparatoria Harlingen,
hogar de The Cardinals, es la escuela pública
original de la ciudad, y la que tiene el programa
de futbol más dominante. Como una escuela ACE, compiten en la clase más alta de futbol
de las preparatorias de Texas, y esperan volver pronto a los playoffs
estatales por 43ª vez en su historia. Por fortuna existimos desde hace tiempo,
nos establecimos en 1913. Tenemos la mayoría de los campeonatos
de distrito en nuestra parte del mundo. Tenemos 38. -Buenos días.
-Buenos días. ¿Fue un gran trabajo, okay? Espero que así sea ahora.
Así es como debemos ser a partir de ahora. Esperamos tener la oportunidad
de ir a la universidad y jugar. Y quizá de ahí tener
una oportunidad para la NFL. Somos igual de buenos,
somos igual de talentosos, tenemos las mismas habilidades. Y cuando hacemos eso,
todo lo demás se equilibra. Es un asunto de voluntad. También hablamos con Manny Gómez, quien es entrenador
de los Harlingen Cardinals. Correr agresivamente, era un jugador. Las personas agresivas al frente, por la oportunidad para ellos de intentar
hacer algo con nuestra patada. Así que mantengan sus ojos en el balón. Sean agresivos, amigos.
Venga, allá vamos. Los chicos son de Harlingen,
de San Benito, La Feria y otros lados. Los ves competir y se esfuerzan. No solo juegan por ellos, sino que
juegan por sus familias y comunidades, y juegan para su escuela. Es por eso que el futbol
en el Valle es especial. Es lo que hacemos. Creo que depende totalmente de ti,
si lo quieres, entonces vas a conseguirlo y vas a trabajar duro por ello. Sé que la vida no siempre es perfecta,
van a llegar adversidades. Y cuando lleguen, hay que estar listos.
Tienes que seguir adelante. Harlingen South,
la preparatoria más reciente, está en camino hacia un programa
de futbol más exitoso, avanzando constantemente
hacia su objetivo de mejorar. No son los favoritos en la rivalidad
entre ambas escuelas. Es donde nos reunimos antes del desayuno. ¡Vamos, vamos, vamos! ¿Están listos? Vamos. Cada vez más latinos
ingresan a la universidad, cada vez más latinos ingresan
a campos profesionales. ¿Crees que ese cambio
también se dé en el futbol? Invertimos tiempo, invertimos sudor
y sangre en la sala de espera, invertimos tiempo
y practicamos en el campo. Entonces, entre más inviertes en algo,
será más difícil fracasar. Y los chicos quieren eso, quieren trabajar
duro, quieren que los empujes. Y tratamos de hacerlo todos los días y tratamos de hacerlo
de una manera positiva. Nuestra preparación, nuestros planes y la comprensión de que la temporada
de futbol no dura solo de tres meses. Es una preparación de 12 meses. ¡Vamos, vamos! Con dos manos. Con las dos manos. Te levantas a las 5:40,
llegas a la escuela a las 6. Llegamos al campo
de entrenamiento a las 7. Tenemos práctica hasta las 9
y luego voy a mis clases en la tarde. Cuando era pequeño y me cuidaba mi tía, tenía como dos o tres años y me la pasaba aventando
y atrapando un balón. Siempre ha sido parte de mi vida
y es una gran parte de mi vida. La gente te ve como si dijera: “No es nada, es un niño pequeño”. Pero siempre trato de demostrarles
que están equivocados. Es mi objetivo principal,
demostrárselos, a todos. A todos los que dudan de mí,
demostrarles que se equivocan. ¿Qué pasa ahora que ves
jugadores latinos en la NFL? Definitivamente me motiva. Me da la esperanza
de que hay una oportunidad. Es la oportunidad de hacerlo. Cada año, Harlingen High y Harlingen South
compiten en el Bird Bowl. El juego entre ambas preparatorias,
pero que también involucra a la ciudad. Este partido es un ejemplo
de lo que puede lograr el futbol. Un sentido de comunidad y unidad. Y en Texas, para un partido
de viernes por la noche, las cosas se ponen serias. Ya escucharon, tomen el balón y dominen. Cerca del 90 por ciento de los estudiantes que se gradúan de la preparatoria
de Harlingen son latinos. Y aunque solo unos pocos llegan
a practicar deportes universitarios, esta comunidad junto a la frontera es una prueba de que los latinos
acogen el futbol en todos los niveles. Los hispanos son el grupo demográfico de más rápido crecimiento
en la NCAA en los últimos diez años. En parte gracias
a preparatorias como estas. No llegan a la NFL con los mismos números. En un estado donde el futbol
de preparatoria es una religión, las escuelas de mayoría hispana
ahora compiten a nivel regional, a medida que avanza su programa deportivo. Cada uno de los jugadores
se enfrenta a un gran desafío. Son la cara de los latinos en el futbol
y su futuro es incierto, solo el trabajo duro y la dedicación
los harán triunfar. En el siguiente episodio de “Americano” viajamos al sur de la frontera
para explorar una rivalidad histórica y la manera en que los mexicanos
celebran su pasión por el futbol. Estamos en el histórico Estadio Azteca. Este es el juego anual
de la NFL en México. Hay una verdadera pasión
y emoción para vivir este deporte. Aquí son millones los que siguen la NFL. Enseñar que tenemos también
la garra para jugar este deporte.

37 thoughts on “The Next Generation of Latino NFL Talent | Americano Episode 3”

  1. Just call em Latino because you can’t even pronounce the X in Spanish. Im highly sure it’s some white people who came up with “latinx”

  2. The disrespect is surreal. If the media started using the word blackies to describe black people it would be just as bad. stop with this LatinX thing. How despicable of you Vice.

  3. This translates to black boys are playing basketball and there aren't enough pacific islanders to go around……. we need new boys to exploit.

  4. for discount nfl tickets during the 2020-2021 season…follow and direct message @dmv_lewav on instagram for more information

  5. Si alguien de la seleccion mexicana o jugadores de futbol americano Latino que este interesado en ayudar con una pequeña entrevista para un grupo de videos que quiero hacer. Yo estoy en China jugando en una de las ligas pero soy de Ecuador.
    Sent me a DM or check for American Football China over Facebook
    Thanks Vice!

  6. It's funny because I will never allow my son to play this game. I played it to college level but it not good for the bad.

  7. You'll never hear a Spanish native language grandma or mother ever say "estoy orgullo de que mi hijo sea unos de los mejores jugadores LatinX en la NFL"

  8. First off I've been around Latinas that play rugby and that the roughest fucking sport, they play harder than most guys. So yes I fully support Latinas in any sport.

  9. Some of my best times on life was playing football. I also have the metal shoulder at 41 to prove how hard I played. But u know what I wouldn't take a second of that time back

  10. that's wassup Hispanics are the hardest working people on this planet whether you like it or not , I hope they all make it

  11. Dislike bc I don't speak Spanish. But that's not why I disliked it. I couldn't read the translation in English bc the Spanish language was covering up the English language on the screen.
    But what is GREAT WE ALL LOVE AMERICANO FOOTBALL……
    I word play football when I was young w/the neighborhood boys. I was the only girl playing & I was good. Put so boys to shame & they would pick on the boys I could out run. In my school days girls wasn't allowed to play football w/the boys & there wasn't no girls team @ all.
    I'm so glad there are girls football teams now.
    I wish everyone Good luck who wants to play football professionally or just play it for fun.

  12. American football needs to become an international sport with teams from other countries playing against each other.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *